Caso de Filariasis en un Mono capuchino (Cebus capucinus), mantenido en cautiverio en la Ciudad de México y las implicaciones de ello para la Salud Pública

María Alejandra Romero Forero, Rubén Alejandro Zapara Marín, Sokani Sánchez-Montes

La Filariasis es una enfermedad causada por nemátodos del género Dirofilaria, transmitidos por mosquitos en las zonas tropicales y templadas del mundo. Estos helmintos se han reportado parasitando más de 200 especies de animales incluyendo carnívoros, artiodáctilos, perisodáctilos y primates no humanos; presentando diversa signología o siendo reservorios. En primates, la mayoría de las especies de dirofilarias se han reportado en Brasil, entre ellas: D. acutiuscula, D. freitasi, D.incrassata, D. immitis, D. magalhaesi, D. repens, D. spectans y D. striata. Para Ecuador se ha reportado D. immitis en un Mono chichico (Leontocebus nigricollis graellsi); en Colombia se tiene una prevalencia reportada del 6,39% en calitricidos e igualmente se ha reportado Microfilaria bolivarensis y Dipetalonema persans en Saimiri y Aotus respectivamente. En este caso particular se busca describir los hallazgos de filariasis en un mono capuchino (Cebus capucinus) macho entero de aproximadamente tres años, mantenido como mascota en la Ciudad de México y originario del estado de Chiapas,  ingresó a VETME hospital Veterinario por hiporexia, baja condición corporal, alopecia en región caudal de miembros pélvicos, pelo hirsuto y diarrea. En la muestra de sangre se observaron microfilarias mediante microscopia de campo claro; al realizar la prueba de ELISA para Dirofilaria immitis se obtuvo un resultado negativo para el antígeno, por lo cual se realizaron tinciones y toma de muestras adicionales para la ejecución de técnicas moleculares mediante la amplificación del gen ribosomal 18S. De manera que mediante la descripción de los hallazgos, se desea contribuir al conocimiento y comprensión de algunas de las dinámicas complejas de estos parásitos,  su riesgo zoonótico; recalcando en este caso particular el que se trate de un ejemplar exótico. Finalmente aportar información ante la ausencia de reportes de filariasis en primates en México.

Los comentarios están cerrados.